Semillas de Cardo Mariano (Silybum marianum)

No hay puntos de fidelidad para este producto.


Producto nuevo

198 Artículos

Semillas de Cardo Mariano (Silybum marianum)

Precio por paquete de 10 semillas.

Silybum marianum, el cardo mariano —entre otros muchos nombres vernáculos—, es una especie de planta herbácea anual o bienal del género Silybum en la familia Asteraceae. Es una planta herbácea anual o bienal, de tallo simple o ramificado hacía el ápice, que puede alcanzar 3,5 m de altura. Dichos tallos son de sección más o menos circular, no alados y con costillas

2,15 € impuestos incluidos.

Semillas de Cardo Mariano (Silybum marianum)

Precio por paquete de 10 semillas.

Silybum marianum, el cardo mariano —entre otros muchos nombres vernáculos—, es una especie de planta herbácea anual o bienal del género Silybum en la familia Asteraceae.

Es una planta herbácea anual o bienal, de tallo simple o ramificado hacía el ápice, que puede alcanzar 3,5 m de altura. Dichos tallos son de sección más o menos circular, no alados y con costillas longitudinales, foliosos sobre todo en la base, y con un denso indumento blanquecino araneoso. Las hojas puesen medir hasta 40 por 12 cm y son pecioladas o sentadas y abrazadoras, pero no decurrentes, más pequeñas hacia la parte superior del tallo; las basales más o menos rosuladas, pecioladas, oblongo-lanceoladas, de sinuado-pinnatífidas a pinnatipartidas en 4-6 pares de lóbulos con márgenes con espinas amarillas de hasta de 15 mm, y de haz verde brillante con un retículo blanquecino; las caulinares y superiores, similares pero sésiles y más pequeñas.

Los capítulos son terminales y solitarios con pedúnculos tomentosos de 15-20 cm; tienen el involucro, de 25-35 por 25-40 mm, ovoide, glabrescente o algo araneoso con 5-7 series de brácteas mayores hacia dentro pero con las medias mayores que las internas; las externas y medias tienen base oblonga, brutalmente ensanchada en un apéndice 15-50 mm, ovado y con margen dentado-espinoso en su base y acabado en un acumen central subulado con espina terminal amarilla hasta de 1 cm; las brácteas internas son estrechamente lanceoladas, sin apéndice, inermes, finamente escábridas en el margen.

El receptáculo es plano, alveolado, y con páleas peliformes blanquecinas lisas. Los flósculos tienen una corola de 20-35 mm, rosado-purpúrea, glabra, con un tubo filiforme algo blanquecino o blanco y un limbo rosado-purpúreo con 5 lóbulos lineares (generalmente uno de ellos más largo que los otros). Las cipselas, de 6-7 por 3-3,5 mm, son homomorfas, oblongo-obovoides, algo comprimidas e inconspicuamente y transversalmente arrugadas, de color canela en la madurez y, habitualmente, con manchas lineares irregulares pardo óscuro/negruzcas que pueden llegar a cubrir toda la cipsela que, entonces, resulta uniformemente de dicho color, y con el reborde, entero y inflado, de la placa apical de un tono amarillento; dicha placa apical lleva en su centro un nectario conspicuo algo globular-pentalobulado persistente rodeado de un doble vilano caedizo en bloque, el externo con 4-5 filas de pelos escábridos implantados en un anillo basal cónico-cilíndrico invertido, y el interno con una fila de pelos ciliados muy cortos, algo conniventes, insertos en el borde de dicho anillo basal. El hilo cárpico, basal a latero-basal, carece de eleosoma.

Distribución y hábitat

El cardo mariano es una especie nativa de los países ribereños del Mediterráneo y Asia hasta India y Siberia; natutalizada en el resto del mundo​ y también cultivada, a veces intensamente, en países de Europa central donde fue introducido: Austria, Rusia, Polonia, Crimea, Ucrania, Hungría, etc... y en Argentina,​ Venezuela, Ecuador y China para la extracción de las sustancias de uso medicinal que contiene.

Crece en bordes de cultivos, caminos y carreteras, baldíos (incluidos descampados urbanos), etc..., en suelos muy nitrificados, desde el nivel del mar hasta 1300 m de altitud. Florece de abril a agosto.

Uso medicinal

El uso del cardo mariano es habitual en tratamientos de medicinas alternativas que no ha superado las oportunas pruebas de verificación, lo que ha sido criticado por algunos expertos en oncolología.

Las semillas del cardo mariano se han venido usando desde hace siglos con fines medicinales. De ellas se obtienen sustancias como la silimarina (una mezcla de silibina, silicristina y silidianina, y en menor medida isosilibinas A y B, 3-desoxi-silicristina, silandrina y silimonina), que se usa en afecciones crónicas del hígado y la vesícula biliar; o la silibinina (o derivados de la misma), que se usa en casos de intoxicación por ingestión de amanitas (por ejemplo la amanita phalloides o la amanita muscaria).

Otros beneficios atribuidos al cardo mariano incluyen los siguientes:

  • Interviene favorablemente en casos de litiasis (piedras en riñones y vesícula)
  • Normaliza la glucemia (baja el azúcar en sangre)
  • Varios naturópata le atribuyen ser es el más potente hepatoprotector conocido con acción sobre cirrosis, hepatitis, hígado graso, envenenamiento hepático.
  • Protege también las células de los riñones en caso de insuficiencia renal.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladores. Debido a la inhibición de la producción de óxido nítrico y del factor nuclear kappaB.
  • Impide el daño hepático y renal provocado por ciertos medicamentos antivirales, analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios.
  • Impide la peroxidación lipídica (acción antioxidante en tejidos grasos)
  • Induce la apoptosis en células cancerosas.
  • Rebaja los niveles de colesterol.
  • Reduce la insulinoresistencia en pacientes con diabetes de tipo 2 que también padecen cirrosis.
  • Podría tener aplicaciones en la prevención del cáncer.
  • Se usa para tratar complicaciones en pacientes de sida.
  • El cardo mariano también se usa en multitud de productos que aseguran reducir los efectos de la resaca.
  • Se usa como complejo vitamínico especialmente para aumentar la producción de leche en mujeres tras el parto.

Toxicidad

La planta puede contener altas concentraciones de nitrato de potasio, lo cual es potencialmente peligroso para el ganado rumiante, en el estómago del cual la flora bacteriana lo transforma en nitrito que se combina con la hemoglobina, produciendo anoxia y fracaso circulatorio periférico.

Nombre común

Castellano: abrepuño, agaloya, alcachofa, alcachofa de burro, alcarcil borriquero, alcauciles, argolla, arzolla , bedegar, cardancha, cardancho, cardanchos, cardenca, cardencha, cardeña, cardincha, cardinchas, cardincho, cardito borrico, cardito borriquero, cardo, cardo alcachofero, cardo alpistero, cardo blanco, cardo borde, cardo borrico, cardo borricuno, cardo borriquero, cardo borriqueño, cardo burral, cardo burrero, cardo burreño, cardo cabrero, cardo capotero, cardo capotudo, cardo de María, cardo de Santa María, cardo de argolla, cardo de asno, cardo de borrico, cardo de burro, cardo de la alcachofa, cardo de la castaña, cardo de maría, cardo lechal, cardo lechar, cardo lechero, cardo manchado, cardo maria, cardo mariano, cardo marinapo, cardo meriano, cardo pelotero, cardo picón, cardo pinto, cardo platero, cardo santo, cardo zapero, cardoncha, cardos, cardos alcachoferos, cardos borriqueros, cardosanto, carduncho, cartamo marino, cárcamo, cártamo mariano, escarciles, escardancha, hedegar, lechero, mariana, molinillo, penca, pescaico, pincho burrero, pincho vulanero, silybo. Entre paréntesis, la frecuencia del empleo del vocablo en España.

Semillas orgánicas :Si
HEIRLOOM
Semillas seleccionadas a mano
Planta medicinal

Escribe una reseña

Semillas de Cardo Mariano (Silybum marianum)

Semillas de Cardo Mariano (Silybum marianum)

Semillas de Cardo Mariano (Silybum marianum)

Precio por paquete de 10 semillas.

Silybum marianum, el cardo mariano —entre otros muchos nombres vernáculos—, es una especie de planta herbácea anual o bienal del género Silybum en la familia Asteraceae. Es una planta herbácea anual o bienal, de tallo simple o ramificado hacía el ápice, que puede alcanzar 3,5 m de altura. Dichos tallos son de sección más o menos circular, no alados y con costillas

Productos Relacionados